A 4 años de la aprobación de la ley de aborto en 3 causales, ¿Dónde nos situamos? Tres causales no son suficientes.
Compartir

A unas semanas del seminario: “A 4 años de la aprobación del aborto en tres causales” donde las y los panelistas dieron cuenta de investigaciones y monitoreos sociales, queremos invitarte a revisar y conocer los diversos planteamientos.

Desde el Informe de Impacto a la implementación a la Ley 21.030, Claudia Sarmiento y Pascual Cortés, dieron a conocer el siguiente análisis:

  • Un 50% de Universidades estatales no han impartido ningún programa en materia de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en su malla curricular.
  • El incremento de médicos objetores de conciencia se expande a un 42% desde la entrada en vigor de la ley hasta el año 2020. Según el tipo de objeción los porcentajes varían de la siguiente manera: Tercera causal 48,7%, segunda causal 29,6%, primera causal 21,7%.
  • Déficit en protocolos de acompañamiento al discernimiento en espacios de salud, del estudio realizado por les abogades, un solo establecimiento de 30 policlínicos cuenta con un protocolo especial sobre consentimiento informado en relación con el procedimiento de interrupción a utilizar.

Del estudio nace la siguiente interrogante: ¿Están las condiciones para custodiar muestras biológicas en caso del delito de violación? A esto responden: “No existe un elemento de custodia en caso de la causal violación”. Próximamente el registro de la investigación estará disponible para su adquisición, comenta la abogada Claudia Sarmiento.

“Objeción de conciencia de Profesionales de la Salud” por la expositora Adela Montero. Adela, compartió una definición sobre objeción de conciencia, la cual se expresa de la siguiente manera: “Conflicto de interés no monetario, derivado de la anteposición personal de valores morales o religiones del/la profesional de salud, afectando su obligación de proveer el cuidado y atención a la población que lo requiere”. Por Alberto Giubili, Beyond Money: Conscientious Objection in Medicine as a Conflict of Interests.

En esta materia, el monitoreo tuvo por objetivo constatar e identificar la prevalencia de los objetores de conciencia que se desempeñan en los Hospitales de la red pública de Chile. En esta investigación no fue posible obtener resultados de todos los establecimientos de salud pública, ¿los motivos? falta de personal para recopilar datos, causal de secreto o reserva y actos administrativos para proceder a la respuesta de los requerimientos.

Sin embargo, las cifras obtenidas se observan de la siguiente manera según objetores de conciencia por género femenino con nacionalidad chilena de 63,8% y género masculino 36,2%.

Chile posee un porcentaje de 87,4% funcionarios y funcionarias objetores de conciencia, por sobre funcionarias/os de nacionalidad venezolana con un 10,7%.

Finaliza su exposición haciendo un llamado a prevenir que la objeción de conciencia se transforme en un instrumento que actúe como barrera y con urgencia debe existir una evaluación y seguimiento a la Ley 21.030.

Inicia su exposición Gloria Maira, integrante de la Mesa de Acción por el Aborto en Chile, comenzó agradeciendo a todas las organizaciones participantes del Segundo Monitoreo Social a la Ley IVE, realizado entre julio y octubre del 2020, en una alianza estratégica territorial con Fondo Alquimia, Madre Nativa Región de Arica y Parinacota, Acción Feministas Ovalle en Coquimbo, Marcha Mundial de Mujeres en Región Metropolitana y Marcha Mundial de Mujeres Fio – Fio de la Región del Bio-Bio, Observatorio de Equidad de Género y Salud del Pueblo Mapuche Región de la Araucanía, Colectiva Las Fieras de Ancud en la Región de Los Lagos.

Gloria explicó que se realizaron 137 entrevistas vía telemática donde los principales hallazgos fueron: La falta de información sobre la Ley 21.030, Problemas de capacitación a funcionarias y funcionarios de salud, falencias al acceso a la salud durante la crisis del virus Covid-19, objeción de conciencia y su incremento sin fundamento legal y la falta de contención e información por parte del equipo médico a lo largo de los territorios del norte al sur del país.

Gloria finalizó su ponencia con tres ideas centrales:

  1. Dar atención al déficit de salud sexual y reproductiva integral, la evidencia que deja el estudio realizado en los territorios demuestra la carencia de acceso para todos los grupos de mujeres, dentro de ellos el de mujeres ciegas. Por ejemplo, aquí una de las participantes del grupo entregó su testimonio dando a conocer que existe una única pastilla anticonceptiva a nivel nacional que tiene sistema braille, la única.

2. La necesidad de garantizar los derechos sexuales y reproductivos en la Nueva Constitución.

3. Ampliación de la legislación, que se reconozca el derecho a decidir de las mujeres, adolescentes y personas con capacidad de gestar, autodeterminación.

Te invitamos a descargar el Informe del monitoreo Social: Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la salud sexual y reproductiva en tiempos de Covid-19 2020 haciendo click aquí

Desde Corporación Humanas, la abogada Camila Maturana, comenzó compartiéndonos el monitoreo y mapeo sobre la objeción de conciencia realizado por el Centro Regional de Derechos Humanos y Justicia de Género, en el que se detalla lo siguiente:

La proporción de obstetras objetores/as de conciencia más alta se presenta en las regiones de O`Higgins (84,7%), Araucanía (80,8%), Los Ríos (79,2%), Maule (72,3%) y Los Lagos (69,2%). Luego en las regiones de Antofagasta (65,2%), Tarapacá (59,1%), Aysén (58,3%), Biobío (51,6%), Atacama (50,0%), Valparaíso (48,9%) y Ñuble (36,7%). En tanto, solo las regiones de Arica y Parinacota (18,8%), Coquimbo (22,4%) y Metropolitana presentan una proporción de obstetras objetores/as de conciencia inferior a un tercio.

Monitoreo implementación ley Nº 21.030 sobre aborto en tres causales en relación a la objeción de conciencia de funcionarios/as públicos/as de salud, Humanas.

Camila concluye con que es importante minimizar el impacto que generan las funcionarias/ funcionarios públicos objetores de conciencia para no seguir obstaculizando y facilitar el camino hacia el respeto en la toma de decisiones de manera personal y autodeterminada.

Lidia Casas y Lieta Vivaldi, desarrollaron el trabajo de campo sobre la “Implementación de la Ley 21.030 desde la atención primaria de salud en la Región Metropolitana”, se escogió la Región Metropolitana por ser una de las más pobladas. 21 entrevistas realizadas desde el mes de noviembre del año 2019 hasta marzo del año 2020 donde respondieron directamente funcionarios y funcionarias de centros de APS (Atención Salud Primaria) y dos miembros del MINSAL (Ministerio de Salud de Chile).

Los resultados de sus investigaciones coinciden con los estudios y monitoreos anteriores, sumando lo siguiente: Discriminación interseccional, barreras de idioma y situaciones migratorias que provocan temor a las usuarias por violencia sistemática cometida por funcionarios públicos del sector de la salud, falta de apoyo psicosocial a menores de edad y el estigma entre profesionales de salud, mujeres y personas con capacidad de gestar por parte de grupos de la sociedad civil.

Carolina Alveal, Beatriz Pérez y Luisa Jara de la Universidad de la Frontera, entregaron sus fundamentos desde la Región de la Araucanía: “Pseudo-objeción de conciencia en profesionales de la salud de la Araucanía: rechazo de la interrupción voluntaria del embarazo más allá de las creencias y valores personales”

La construcción de este estudio se basa en la realización de entrevistas de profundidad con las declaraciones de objetores y no objetores de conciencia.

  • En la causal 1 se declaran objetores por motivos religiosos, carga exigente donde no existe una remuneración extra, valores como Medico/Medica, sumado a valores personales y desconocimiento de la IVE. Aquí, la nula información y falta de capacitación nuevamente queda en evidencia.
  • En la causal 2 mencionan que existen vacíos en la ley, inexistente lista prioritaria de patologías y ahí se provocan discrepancias entre los criterios de los funcionarios/as de la salud.
  • En la causal 3 vacíos legales, rechazo y  cuestionamiento a la credibilidad de la mujer, niña, adolescente y/o persona con capacidad de gestar. Los funcionarios mencionan que no quieren estar vinculados a procesos judiciales.

El seminario finalizó con la mesa redonda, donde todas las panelistas expresaron que la objeción de conciencia se ha vuelto un obstáculo para la Ley 21.030. Es urgente levantar un llamado a las y los funcionarios de la salud, espacios académicos y al MINSAL para que permitan la entrega de datos e implementar métodos de conocimiento para todas, todes y todos.

Seguiremos adelante desde las tres causales hasta llegar a la despenalización.

Te invitamos a revisar el seminario completo a través del siguiente enlace haciendo click aquí

Además para complementar esta información, añadimos  el material compartido desde Argentina. Aquí podrás conocer cuál es el panorama desde el otro lado de la cordillera y reflexionar sobre cuáles son los avances y hacia donde debemos encaminarnos. Enlace aquí


Compartir