Conmemoración: A dos años de la Revuelta Social en Chile, Activismo y Colaboración
Compartir

A dos años de la Revuelta Social en Chile, un proceso histórico donde, producto del hartazgo de la ciudadanía ante los enormes niveles de concentración de la riqueza y las fuertes desigualdades sociales, se instalaron en simultáneo las banderas de las principales luchas: la Educación, Salud, Pensiones, Trabajo, Vivienda, Medio Ambiente, Derechos de las Mujeres y las Disidencias, Derechos Sexuales y Reproductivos, Plurinacionalidad, entre otros, todos los que dejaron ver una fuerte crítica de legitimidad del sistema político, abriendo así un proceso constituyente paritario, por primera vez en el mundo, donde este lunes 18 comienza una segunda etapa en la Convención Constitucional y ya se comienza a escribir una Nueva Constitución para todas, todes y todos los chilenos.

La Feria de Derechos Sexuales y Reproductivos que debimos suspender

En el camino transformador hacia este proceso, el movimiento feminista ha estado siempre presente: activándose en los distintos territorios del país, a través de colectivas, organizaciones, asambleas y articulaciones. Es por ello que hemos querido hacer MEMORIA FEMINISTA este 18 de octubre, recordando el trabajo de las organizaciones que son parte de esta articulación, así como de algunas organizaciones aliadas en los territorios.

Cabildo sobre Derechos Sexuales y Reproductivos, seguimos adelante.

Un octubre de 2019 comenzó la revuelta social y como Mesa de Aborto nos alistábamos para realizar el lanzamiento de una Feria de Derechos Sexuales y Reproductivos en la comuna de Recoleta, fijada para el sábado 19. Sin embargo, el jueves 17 les jóvenes saltaban los torniquetes del Metro de Santiago y, desde el 18 de octubre, se levantaban acciones a lo largo de todo el país, lo que auguraba el inicio de un intenso proceso movilizador, por lo que optamos el mismo 18 por cancelar la actividad. La intuición no falló: los hechos eran evidentes, el malestar social, la desigualdad y el nulo compromiso por parte del gobierno de turno desencadenó un estallido social, que dio forma a la revuelta social y popular en Chile.

La formación de la Asamblea Feminista Plurinacional

Acciones de los viernes de octubre 2020 – marzo 2021 de la Asamblea Feminista Plurinacional en la Biblioteca Nacional.

Este proceso que trajo consigo violaciones de derechos humanos por agentes del Estado: muertos, mutilados, heridos, presos, y miles de personas agredidas. Entre esos casos apareció nuevamente la violencia político sexual y, ante el silencio de las autoridades pertinentes, fueron las organizaciones feministas las que salieron a la calle a denunciar que en Chile también se violaba y acosaba en las marchas y detenciones.

“Eran días tan intensos, tan de estar en la calle, estar presente, y allí estuvimos en esa gran, gran, gran manifestación. Y tratando de pensar en el 18 mismo, las feministas estuvimos en muchos lugares y, a partir de ese momento clave, se convocó a la Asamblea Feminista Plurinacional. Lo conversamos con la Pancha Pérez, de La Morada, ella también lo conversó con otra gente, o se hubo un aunar de voluntades para hacer la convocatoria a un encuentro y sentarse a conversar. Sentíamos que los feminismos y el feminismo tenía que sentarse a definir de qué manera se paraba y actuaba en ese momento tan trascendente para el país. Y se convocó a la primera reunión de la Asamblea Feminista un 23 de octubre, o sea unos poquitos días después del 18, y fuimos muchas, muchas las que llegamos a conversar, a analizar políticamente el momento y buscar constituirnos en una de las voces que estuviera impulsando, nutriendo y haciendo de ese debate un debate de transformación”, señaló Gloria Maira, ex Coordinadora de la Mesa de Acción por el Aborto en Chile en ese entonces.

Después de eso, la Asamblea Feminista optó por movilizarse los días viernes a las afueras de la Biblioteca Nacional, siendo parte activa de las movilizaciones de octubre a marzo de 2020, contra la violencia político sexual y ante la inactividad de la serie de representantes que pasó por el Ministerio de la Mujer y Equidad de Género esos meses. Luego de ello decidimos estar presentes como movimiento feminista en impulsar el plebiscito para la Convención Constitucional, a través de la Campaña #JuntasHacemosHistoria y nuestra aparición en la franja electoral en televisión abierta. Luego de ello, desde la Asamblea se levantaron diversas candidaturas feministas de las cuales algunas lograron garantizar la presencia de constituyentes feministas en la Convención.

La acción de las distintas organizaciones y desde los diversos territorios

Después, desde el norte al sur del país se vivieron diversos procesos, convocatorias a marchas, cabildos, encuentros feministas y por sobre todo contención después de tantos años. “Chile Despertó” es el relato colectivo que movilizó a organizaciones y colectivas feministas a accionar y activar los territorios de diferentes maneras. Quisimos saber de las organizaciones que son parte de la Mesa y de algunas organizaciones territoriales aliadas:

¿En qué estaban en ese entonces?

¿Cuál es la visión personal y de la organización tras dos años de la revuelta?

¿Qué significa esta conmemoración de dos años de la revuelta?

Estas son algunas de las preguntas que les invitamos a reflexionar a las compañeras, a las cuales les agradecemos por el inalcanzable trabajo, por las reflexiones y por estar presentes desde una perspectiva feminista que este país ha sumado y con la construcción de un proceso constituyente paritario, el que nos ha permitido expresar nuestras demandas para la formación de una sociedad con mayor dignidad y respeto.

APROFA

Cabildo de salud, educación sexual y derechos sexuales. Grupos de trabajo.

Es bueno volver a recordar ese día, un día que marcará la vida de este país como el cierre de un proceso y el comienzo de uno nuevo.  Un día que recuerdo como un rebalse de esperanza… APROFA es una institución que hace más de 55 años que trabaja en Chile por la promoción y defensa de los derechos sexuales y derechos reproductivos, entonces, el inicio de la revuelta, antes de ella y después hemos seguido trabajando en que estos derechos, los asociados al derecho a decidir sobre nuestros cuerpos sean considerados derechos humanos. Una vez que se logra la instalación de la Asamblea Constituyente, APROFA ha trabajado en acompañar de manera técnica y usando múltiples metodologías en acompañar a los y las constituyentes que hemos evaluado puedan garantizar que estos derechos queden consagrados en la propuesta de la nueva Constitución.

Trabajar en derechos sexuales y derechos reproductivos en un país como Chile es una tarea muy difícil. Entonces la movilización social también apuntó a nuestro propio fortalecimiento como Institución y como personas que compartimos una misma misión. Vino a confirmar que estamos en la dirección correcta y también nos coloca nuevos desafíos, visibiliza nuevas necesidades y en eso estamos. Intentando ser una respuesta.

OCAC (ORGANIZACIÓN CONTRA EL ACOSO CALLEJERO)

Registro OCAC 2020.

Nuestra organización venía de lograr la aprobación de la ley de respeto callejero en el primer semestre. En ese momento nuestro enfoque era lograr una evaluación y socialización de la ley. A partir del estallido, nuestro enfoque gira hacia la participación presencial en la movilización y protesta social y en el monitoreo a denuncias de violencia político sexual.

Hay una visión compartida a nivel personal y de OCAC de que lo político es un espacio relevante de participación al que la ciudadanía no puede renunciar de nuevo, que la participación popular activa es el único mecanismo para evitar que las decisiones se sigan tomando en favor de intereses ajenos y no en favor del pueblo. Se ha fortalecido nuestro interés y voluntad a trabajar en proyectos de incidencia política y territorial, articulando con otras organizaciones feministas para lograr estampar en el proceso constituyente y en el debate público nuestras demandas de derechos mínimos que aún se nos debe.

ABOFEM

Registro ABOFEM 2020.

ABOFEM tenía un poco más de un año de vida cuando ocurre la revuelta del 18 de octubre. Esa misma noche nos coordinamos a nivel nacional y en RM con el CED de la Universidad de Chile y nos integramos a la Defensora Jurídica. Desde ese día comenzamos a ser Observadoras de DDHH, entregar informativos sobre los derechos de las personas detenidas, participar en cientos de cabildos ciudadanos, visitar marchas, comisarías y centros de salud para brindar orientación jurídica y patrocinio de causas de mujeres y disidencias víctimas de violencia político sexual.A nivel nacional y territorial logramos entregar apoyo jurídico a cientos de mujeres que necesitaban orientación. Denunciamos la violencia político sexual en el Congreso y distintos medios de comunicación. Luego de dos años, la deuda en materia de investigación, sanción, reparación y prevención de vulneraciones de DDHH es enorme.

Marcha Mundial de las Mujeres Metropolitana

Registro Marcha Mundial de las Mujeres Región Metropolitana.

En ese momento la organización se encontraba trabajando en territorios barriales en el tema de economía feminista y solidaria, además el acompañamiento y derecho a decidir. Estábamos coordinando una Feria de Economía y Comercio Justo y apoyando a organizaciones de mujeres de diversas poblaciones periféricas de Santiago. En paralelo acompañamos a más de 100 mujeres en la interrupción voluntaria del embarazo, apoyando su decisión y guiándolas en el procedimiento.

En 2019 logramos coordinar con diversas organizaciones y se logró armar la carpa de las mujeres en la USACH, viene una delegación internacional y junto con ellos estuvimos en plaza dignidad. Como Marcha nos reunimos en diversas ocasiones en plaza dignidad y además realizamos un video que enviamos a las marchas internacionales para informar lo que estaba sucediendo en Chile, sobre todo la violación a los derechos humanos, la tortura y abuso sexual.

Además, coordinamos una acción de acción y propaganda que se llamóContra el despojo y la violencia colonial, capitalista patriarcal” llenamos calles y avenidas principales donde pegamos este lienzo para apoyar la revuelta popular.

Hoy el escenario de la nueva Constitución, pero con presos políticos, abre una posibilidad de cambiar o transformar el rol que debe tener el Estado respecto de las demandas del pueblo y hace posible exigir derechos que deben estar garantizados, sin embargo, lo observamos con algunas resistencias ya que el proceso no es completamente levantado por las organizaciones populares y sin justicia ni reparación.

La revuelta era necesaria para recomponer el tejido social y organizaciones de este territorio, nos duelen los y las presas políticos y esa injusticia, la revuelta fue frenada por la pandemia, sin embargo, continuamos movilizando la organización. Por ejemplo, realizamos dos ciclos de semilleros virtuales sobre economía feminista y derecho a decidir, estas jornadas virtuales nos ayudaron a difundir nuestro quehacer. Se realiza un Catastro de Economía Solidaria y el Buen Vivir desde una perspectiva feminista y además una Revista Ceres sobre el derecho a decidir que compiló todo nuestro pensamiento respecto al aborto.

Resueltas del Valle, Colectiva Feminista de la Provincia del Huasco, Región de Atacama


Intervención “un violador en tu camino”
en la comuna de Huasco puerto. 

Si bien en Santiago, la movilización se radicaliza el 18 de octubre y en la madrugada del día 19, en otras comunas del país, es el día 19 donde se generan las primeras concentraciones. En nuestro caso, con antelación teníamos preparado en la comuna de Huasco, en la Región de Atacama, el conversatorio “Reflexiones de Mujeres en Zona de Sacrificio”, con la hermosa Cristina de Mujeres de Zona de Sacrificio en Resistencia Puchuncaví-Quinteros y Soledad Fuentealba de S.O.S Huasco. Frente a los hechos ocurridos en el país, se llamó a reunirse en la plaza de Huasco, mientras nosotras junto a la audiencia nos encontrábamos en un salón frente a la plaza, salimos a la concentración junto a la comunidad. Ese lugar retomo su lugar como punto de encuentro de las movilizaciones, cabildos y asambleas en adelante. La comunidad huasquina construyó ahí su muro de la Dignidad.  

Nuestra actitud de ahí en adelante fue de alerta frente a las constantes denuncias, participar en los cabildos iniciales que ayudamos a gestar desde nuestras identidades como vecinas en los territorios. Sosteniendo nuestras movilizaciones históricas, como el 25 de Noviembre o el Femicidio impune de Marta Bustos Lobos, que este 20 de Diciembre cumplirá 5 años de su asesinato. Las demandas territoriales antiextractivistas, implicó movilizaciones contra el megaproyecto minero Nueva Unión, que sacó su proyecto de Sistema de Evaluación para realizar “mejoras” así como esperar otro momento del capital transnacional que favorezca sumar nuevos inversores. Así también se levantaron en compañía a otras mujeres Asambleas Feministas del Valle del Huasco. A nivel individual adoptamos una identidad vecinal contribuyendo en las asambleas y cabildos de nuestros territorios, no obstante, no habíamos posicionado las demandas feministas.

Aún queda mucho por hacer, se mantiene muchos jóvenes en prisión preventiva, y existen demasiadas provocaciones del Gobierno de turno tanto para sociedad chilena, la nación mapuche, la comunidad migrantes, les niñes, las mujeres. Si bien existen procesos institucionales andando en los cuales parte de la sociedad tiene depositadas sus esperanzas y realmente esperamos se corra hacia la izquierda el cerco institucional, urge que los procesos de organización social avancen y maduren, en función de lograr los propósitos para la nueva sociedad que queremos. Creemos que el proceso que se ha fortalecido es la necesidad de apañe y de sostén al interior de las organizaciones, así como con las mujeres en procesos de acompañamiento de distinta índole, que han encontrado en las organizaciones feministas un espacio de confianza, para solicitar información, solidaridad u organización.

OBSERVATORIO GENERO Y EQUIDAD

Registro OGE – Asamblea Feminista Plurinacional, diciembre 2019.

Para el 18 de octubre, como Observatorio de Género y Equidad estábamos promoviendo el debate en torno al impacto del Cambio Climático, de la catástrofe medioambiental, en las mujeres, los ámbitos de resistencia y acción frente a él, los desafíos de la sustentabilidad y la economía circular con perspectiva de género, con la COP25 en Chile en el horizonte.

Cuando ya habíamos incorporado entrevistas y materiales sobre este tema a nuestro portal, vino el estallido social, reventó la rabia acumulada contra la desigualdad, el abuso y la violencia estructural instaladas en el país desde la dictadura cívico-militar, contra un sistema económico explotador y depredador, que no sólo produce un desastre ecológico, sino un sufrimiento permanente en grandes sectores de la población.

Junto con el movimiento feminista salimos a las calles, rechazamos la brutal represión policial, muy especialmente la violencia política sexual que se ejerció contra mujeres. Participamos en distintos cabildos y exigimos la urgente elaboración de una nueva Constitución. Llamamos a las y los líderes políticos y sociales a confluir en una propuesta política que pusiera fin a la crisis y convocara al país a construir un nuevo acuerdo político-social.

Nos sumamos, prontamente, a la Asamblea Feminista Plurinacional, desde donde actuamos colectivamente para sostener la movilización y las demandas. El país vivió el 25 de noviembre – Día Internacional Contra la Violencia hacia las Mujeres- con movilizaciones de mujeres, pero también de la ciudadanía, cuyas demandas sociales no habían encontrado respuesta de parte de las autoridades, en todo el territorio. La consigna que encabezó de la marcha de las organizaciones feministas de Santiago fue “No hay acuerdo sin nosotras”, después del “Acuerdo por la Paz Social y la Nueva Constitución”, alcanzado entre los partidos de gobierno y parte importante de los partidos de oposición, con un itinerario que debía incluir un plebiscito para consultar a la ciudadanía sobre su voluntad de cambio de la Constitución heredada de la dictadura cívico-militar (1973-1989) y sobre el mecanismo para elaborar una nueva, la elección de un cuerpo constituyente –con un plazo de 9 a 12 meses- y un plebiscito ratificatorio. Construido sin la participación de los actores y movimientos sociales que sostenían las movilizaciones y las protestas, confirmó la necesidad de mantener la presión social. Nos sumamos en las calles a la performance “Un violador en tu camino”.

Con la Convención Constitucional en el horizonte, nos sumamos a la Articulación Territorial Feminista Elena Caffarena, con el objetivo de acompañar el debate constitucional hacia la elaboración de una Constitución Feminista. Desde allí participamos en la elaboración de un Reglamento Feminista y un Protocolo para prevenir la violencia política contra las convencionales. Hemos acompañado las discusiones de la convención sobre paridad, sobre transversalización de género en el proceso constituyente. Nos preparamos ahora para los debates sustantivos de la nueva constitución.

Paralelamente, continuamos trabajando por el aborto libre, seguro y gratuito, como una condición base del nuevo orden que aspiramos a construir.

Amnistía Internacional – Chile

Informe Amnistía Internacional Chile – Enlace al final del testimonio

Nosotras estábamos trabajando desde hace mucho tiempo antes de la ocurrencia del estallido social, alertando de la existencia de graves hechos de violencia policial en Chile. Ya en 2016 habíamos sacado el Informe: “No sabía que existían dos justicias”, el cual se refería específicamente al hecho de que en ese momento las causas por violencia policial eran llevadas a justicia militar lo que hacía que quedarán absolutamente impune, ahora eso ya se modificó, pero en ese informe ya se reflejaban casos de golpizas, daños oculares, uso indebido de carros lanza agua, gases lacrimógenos. Mucho de lo que vimos durante el estallido social era algo que ya desde Amnistía veníamos advirtiendo por años y era que, si no se le ponía límites y no se abordaba de manera estructural, era probable que esto escalara y de hecho sucedió. Lamentablemente la principal diferencia en el período del estallido social es que, como hubo muchas más manifestaciones mucho más masivas en todo Chile al mismo tiempo, casi directamente proporcional se aumentó también la cantidad de hechos de violencia policial.

Nuestras acciones en ese entonces fueron el envió a Chile una misión de respuesta a crisis desde nuestra oficina regional América, vino a trabajar en conjunto para documentar lo que estaba pasando. A partir de esa misión recopilamos testimonios recopilamos muchísima evidencia en video recopilamos también muchísima información oficial respecto de las órdenes y comunicaciones que hubo en esa época entre el Gobierno y carabineros, recopilamos mucha información de prensa nos reunimos con muchísimas organizaciones que estaban en terreno haciendo observación en comisaría llevando causas presentando querellas y a partir de eso, al año de conmemoración del estallido social en octubre de 2020 sacamos el informe: “Ojo sobre Chile”, dónde concluimos que acá no había habido en ningún caso hechos aislados, que estábamos hablando de violaciones generalizadas de los derechos humanos y especialmente al derecho a la integridad personal y que no solo debía investigarse la responsabilidad penal de los autores materiales sino que también hay indicios suficientes para que se investigue la responsabilidad penal de los mandos así y ahora a dos años del estallido social estamos emitiendo un informe que estamos enviando a Fiscalía donde hacemos un análisis jurídico, muy detallado, respecto de la doctrina y jurisprudencia nacional e internacional respecto a distintos caminos que permitan perseguir la responsabilidad penal de los mandos tanto mirando la posibilidad de la existencia de crímenes de lesa humanidad como otras figuras de comisión de delitos por omisión de parte de los mandos de tomar acciones ya sea para dar órdenes en contrario o para evitar de otra forma que se cometieron las atrocidades que se estaban cometiendo.

Tenemos una preocupación y que también tiene que ver con una disposición del Gobierno a otorgar la prioridad de los recursos necesarios para que las distintas instituciones que tienen que actuar para asegurar justicia y reparación puedan hacerlo de manera adecuada. Mirando los aspectos positivos tanto para nuestra organización como para lo que hemos visto es que se ha fortalecido mucho el trabajo de la sociedad civil en este contexto, se crearon incluso nuevas organizaciones debido al estallido social que han estado haciendo una labor fundamental en la búsqueda de Justicia en el apoyo a víctimas, también se ha construido una capacidad de la ciudadanía de alertar lo que está ocurriendo a través de las redes sociales, la difusión del material y la posibilidad de verificar vídeos que permiten también hacer denuncias aún no estando en terreno y si, ha habido una movilización para reaccionar frente al actuar policial que ha sido interesante.

Lo otro, yendo más al contenido de las protestas del período de la revuelta, es que la gente salió a las calles por una razón y tenía que ver con exigir derechos en dignidad, igualdad de condiciones y eso se centraba mucho en lo que desde el mundo de los derechos humanos llamaríamos “Derechos económicos sociales y culturales”, el acceso a la salud, acceso a la vivienda y acceso a pensiones en condiciones de dignidad de que realmente sean aseguradas para todas las personas y no dependiendo de tus ingresos y quizá el principal resultado de esa época fue el proceso constituyente. Que hoy día tengamos una Convención Constitucional con reglamentos aprobados que va a empezar a discutir una Constitución en términos de contenido ha sido un proceso extremadamente participativo, abierto a la ciudadanía y que es una oportunidad de oro que desde Chile no podemos desperdiciar en en generar los cambios estructurales que se necesitan para asegurar que tengamos nuestros derechos realmente garantizados y eso tanto nuestros derechos económicos y sociales como también, los civiles y políticos en lo que se refiere por ejemplo al derecho a protestar pacíficamente sin correr riesgo de terminar siendo víctimas de violencia policial.

Compartimos el informe: “A dos años del Estallido Social: Responsabilidad de Mandos”

MADRE NATIVA ONG

Registro Madre Nativa ONG – @tetarte4region.

Como organización nos encontrábamos realizando talleres de autogestión en salud y trabajando en la creación de una secuencia de láminas de trabajo colectivo e individual basadas en estos talleres matrocinado por Fondo Alquimia. También recabando información sobre la imposibilidad de acompañamiento continuo en el parto en el hospital regional. Por otro lado, éramos parte de AFEMIC (Asamblea de feministas y disidentes por la Constituyente de Arica), organizando las movilizaciones feministas en la región. Luego del estallido social fuimos convocadas por la Mesa de Acción por el Aborto en Chile para realizar el Monitoreo Social 2020 sobre la IVE, lo que nos permitió levantar información con respecto a la salud sexual en la región durante el periodo de pandemia.

Personalmente creo que la revuelta social se ve opacada por la crisis sanitaria, impidiendo tomar la fuerza con la que se había formado, sin embargo, como colectiva logramos sostener la importancia de la presencia continua en convocatorias nacionales para posicionar las vivencias y necesidades locales. Poner nuestra bandera de lucha en cada encuentro, haciendo visible la violencia ginecobstétrica transversal a todo nuestro ciclo vital, hoy llevada recientemente a la Cámara de Diputadas y Diputados la ley Adriana, ley que nace de la Coordinadora de los Derechos del Nacimiento de la cual somos parte y sanciona este acto en el proceso del parto y post parto.

Nos hemos enfocado en dos grandes aristas, por un lado, continuamos realizando emplazamientos a los servicios de salud en relación con la violencia ginecobstétrica y por otro generando espacios, talleres, encuentros de autogestión en salud, dentro de ese marco la creación de podcast y un grupo de apoyo para las mujeres en sus duelos gestacionales.

Hoy ,18 de octubre del 2021, inicia la escritura de la Nueva Constitución, la Presidenta del Órgano Constitucional, Elisa Loncón, comenta que “Ha sido un trabajo intenso, pero también con mucho respeto, diálogo, un trabajo de escucha y pensando en la época que estamos”. Fuente: Infobae.

Han sido años que nos han invitado a seguir levantándonos y activándonos por nuestros derechos, desde la organización hemos podido avanzar en diferentes materias políticas y sociales que nos mantienen alerta para que no volvamos a desarmarnos, el feminismo ha sido, es y será nuestra bandera de lucha por una sociedad con mayor igualdad, respeto y dignidad a lo largo de Chile.

Nube de Palabras compartidas por las organizaciones Mesa de Aborto, octubre 2019 – 2021.

Compartir