Actualidad del Aborto
Mesa de Acción por el Aborto en Chile adhiere a carta de solidaridad internacional feminista frente a la escalada de violencia estatal contra la protesta social en Colombia
Compartir

La Mesa de Acción por el Aborto en Chile firmó la siguiente carta:

Desde el Fondo de Acción Urgente para América Latina y el Caribe, junto a las XX organizaciones abajo firmantes, expresamos nuestra preocupación frente a la escalada de violencia ejercida por el Estado colombiano contra su población, en las últimas semanas. Elevamos una alerta urgente a la Comunidad Internacional para que se manifieste en solidaridad con el pueblo colombiano que ha permanecido en movilizaciones desde el pasado 28 de abril, en el marco del Paro Nacional indefinido.

Ante las legítimas exigencias de los movimientos sociales, la respuesta del gobierno colombiano ha sido el aumento de la criminalización, militarización y represión sin precedentes, con un uso desproporcionado e ilegítimo de la fuerza en contra de la protesta ciudadana, evidenciando una vez más el terrorismo de Estado sistemático. A hoy XX del año en curso, diversas organizaciones de la sociedad civil reportan la alarmante cifra de 47 personas asesinadas, de las cuales 39 asesinatos se dieron por violencia policial, 983 desapariciones forzadas y más de 450 personas heridas.

A lo anterior se suman al menos 2.110 casos de violencia por parte de la Fuerza Pública; 362 víctimas de violencia física, 1.055 detenciones arbitrarias en contra de manifestantes, 442 intervenciones violentas en el marco de protestas pacíficas, 30 víctimas de agresiones oculares, 133 casos de disparos de arma de fuego, y 16 víctimas de violencia sexual.

La violencia por parte de las fuerzas policiales ha sido tal, que se han registrado múltiples ataques contra misiones médicas y de veeduría de derechos humanos, y hostigamiento a funcionarixs públicos que respaldan la movilización. En ciudades como Cali, Buga y Bogotá la policía ha atacado directamente las casas de la población, con armas de fuego e incluso explosivos, dejando muchísimas personas heridas, incluyendo personas menores de edad y adultas mayores.

Denunciamos el racismo estructural que se ha exacerbado en este contexto, por parte de actores estatales y privados. El pasado 9 de mayo, la sede en Bogotá del Consejo Regional Indígena del Cauca- CRIC fue atacada con mensajes racistas y en la tarde del mismo día, la Minga Indígena, que se desplazaba a la ciudad de Cali en solidaridad con las manifestaciones, fue atacada con armas de fuego por parte de civiles, protegidos por la policía, dejando 12 personas heridas, 4 de ellas de gravedad. Esto se ve agravado por las manifestaciones racistas de algunos medios de comunicación y funcionarios públicos en contra de la Minga.

Alertamos también sobre la censura en redes sociales, especialmente en Facebook e Instagram, de contenidos relacionados con el Paro Nacional, principalmente aquellos que son evidencia de la violencia policial. Asimismo, se han presentado cortes de electricidad, señal de celular e internet, puntualmente en los lugares donde hay despliegue de la policía.

Es importante reconocer que esta situación se da en el marco de las crisis simultáneas que atraviesa el país, en las cuales se recrudecen todas las formas de violencia, con manifestaciones específicas contra grupos en mayor vulnerabilidad: mujeres, personas LGBTIQ+, comunidades indígenas, campesinas y afrodescendientes.

El Paro Nacional, convocado por varios sectores de la sociedad civil, se mantiene vigente con manifestaciones en 500 municipios del país y otras 40 ciudades en el mundo con migración colombiana. Este estallido se originó en respuesta a una Reforma Tributaria regresiva, que está siendo (re) evaluada actualmente por el gobierno nacional. Sin embargo, la indignación de la población colombiana tiene raíces profundas en las desigualdades estructurales, que se han exacerbado durante la pandemia y el incumplimiento del gobierno luego de la firma de los Acuerdos de Paz con la guerrilla de las FARC.

Por otra parte, las manifestaciones y protestas también recogen la indignación por el asesinato sistemático de personas defensoras que trabajaban por la territorialización de la paz, en contra de la privatización de servicios públicos, concesiones ambientales a empresas extractivas, militarización del territorio nacional, incremento de la violencia basada en género y feminicidios durante la cuarentena y la negación del gobierno a una renta básica para las familias durante la crisis. A la fecha, Colombia es el país en el mundo con la cifra más alta, llegando a XXX personas defensoras asesinadas al XX de mayo de 2021.

Frente a lo expuesto solicitamos

A la comunidad internacional:

– Exhortar al Estado colombiano a:
– Garantizar efectivamente el derecho a la protesta social, suspender de inmediato todas las agresiones en contra de las personas manifestantes y la ciudadanía en general e investigar y sancionar todas las violaciones de derechos humanos cometidas en el marco de esta coyuntura.
– Abrir espacios de diálogo verdaderamente incluyentes, asumiendo compromisos y acciones concretas que recojan la diversidad de propuestas y demandas de la sociedad civil organizada, para lograr una salida dialogada a la crisis y reformar de manera inmediata las fuerzas armadas y la policía.
– Contribuir a romper el cerco mediático, apoyando en la difusión y visibilización, desde la voz de las personas y organizaciones en los territorios, con información verificada que evite difundir noticias falsas y aumentar el miedo en las personas.
– Hacer eco de las demandas activando todas las muestras posibles de solidaridad con el pueblo colombiano.

A la comunidad filantrópica recomendamos:

– Enviar comunicaciones y solicitudes a sus embajadas en Colombia para que se pronuncien..
– Revisar sus procedimientos y prácticas, especialmente en contextos de crisis, para reducir la sobrecarga que estas puedan generar en las organizaciones.
– Apoyar a las organizaciones de manera directa, ágil y flexible para que respondan al contexto, mediante acciones de incidencia, movilización, denuncia, asesoría jurídica, comunicación, protección, seguridad y cuidado colectivo, en los ámbitos físico, digital, emocional y espiritual. Enfatizamos en la necesidad de apoyar estrategias para el acompañamiento psicosocial, la contención emocional, sanación y cuidado, comprendido de manera amplia, que permitan a las organizaciones, activistas y quienes les acompañan, atender el desgaste físico y emocional y hacer sostenible su accionar.
– Incluir en sus estrategias de financiamiento toda la diversidad de los movimientos y sujetxs que se activan en este contexto y no sólo organizaciones formalmente constituidas o tradicionales.
– Coordinar y trabajar en red para evitar duplicar apoyos y generar estrategias conjuntas de respuesta a esta coyuntura.
– Evitar aumentar el riesgo para las organizaciones que están involucradas o participando de las manifestaciones, utilizando medios seguros para comunicarse con activistas y aliadxs.

Reivindicamos la fuerza, la creatividad y la diversidad de los movimientos sociales colombianos que se mantienen ante toda adversidad luchando por transformaciones profundas para su país. Honramos la memoria de quienes ya no están y abrazamos a quienes hoy buscan a sus seres amadxs, o están sanando sus heridas y exigiendo justicia. Permanecemos en escucha y solidaridad.

Acción Feminista Internacional:

ACCIÓN FEMINISTA GLOBAL POR #COLOMBIA

Feministas plurinacionales, diversas, internacionalistas, convocamos desde el Abya Yala hasta Kurdistán a una gran acción en solidaridad con el pueblo colombiano. ¡Porque no tenemos fronteras! nos unimos en todos los territorios. Estés donde estés gritemos juntas y juntes:

🌀 ¡Viva el paro nacional!
🌀 No es guerra, ¡es terrorismo de Estado!
🌀 Alto YA a la tortura sexual en Colombia
🌀 NO a La Copa América en Colombia
🌀 Aparición con vida de todxs lxs desaparecidxs
🌀 ¡Somos minga!

⚡ EN TERRITORIOS: envíanos la convocatoria de acciones en plazas, calles, veredas, desde donde estés a feministasporcolombia@gmail.com

⚡ EN REDES: Sube una foto con un cartel en apoyo a lxs compas de Colombia con los hashtags:

#FeministasporColombia
#SOSColombia
#DuqueyUribesonresponsables
#NoEsGuerraEsTerrorismodeEstado
#NoEsGuerraEsGenocidio
#ElParoNoPara
#DuquePareLaMasacre
#NosEstanMatando
#AltoYaALaTorturaSexual

Compartir
Todas
América Latina